Los mejores colores para estudiar de forma ordenada

19 diciembre 2021

Comparte:  

Colores para estudiar

El color juega un papel importante para crear un ambiente que fomente e induzca el aprendizaje. Los colores pueden afectar tanto las funciones neurológicas del cerebro como la respuesta bioquímica

Cada color incide sobre una función cerebral y genera una respuesta corporal de una forma diferente. Por eso el uso de los colores para estudiar debe ser el apropiado. 

Una adecuada combinación cromática puede afectar a la atención, la concentración y las emociones durante el proceso de aprendizaje.

Uso del color para ambientar el área de estudio

Los colores que más se recomiendan para utilizar en el área que vayas a dedicar al estudio son:

Amarillo

El color amarillo se relaciona por lo general con la energía. Además el amarillo está asociado con la claridad y con el interés. Es un color que, por estar ligado con la actividad intelectual, es uno de los que más se aconseja para las áreas de estudio. 

Aunque ayuda a incrementar la creatividad, el exceso puede ser perjudicial. Por eso lo recomendable es usarlo en las gamas más claras, en lugar de utilizar tonos que sean muy vibrantes o llamativos.

Azul

El azul es el color recomendado para los espacios en donde se debe realizar una gran actividad intelectual. Es ideal para los espacios académicos o entornos de programación. Este color también es la mejor opción cuando se quieren aprender temas que son muy difíciles o complicados, además de ayudar significativamente a mejorar la comprensión lectora.

Al mismo tiempo es un color relajante. Hay que tener en cuenta que los tonos claros son más cálidos, mientras que los más oscuros tienden a ser mucho más sobrios y dar una sensación de seriedad. 

Es aconsejable combinar el azul con otros colores, como el naranja, ya que la sobrecarga de este color da una sensación de frialdad, aunque esté relacionado con la productividad.

Rojo

Es un transmisor de energía por naturaleza. El rojo produce activación de forma inmediata. Su efecto se debe dosificar, ya que es muy fuerte y puede llevar rápidamente de la estimulación al cansancio.

Verde

El tono de la tranquilidad. El verde es un color que promueve la calma y ayuda a mejorar la eficiencia y la concentración. 

Además, el verde es uno de los colores más relajantes para la vista, por su asociación con la naturaleza. Es un color que ayuda a concentrarse en tareas a largo plazo y es muy útil para mantener la claridad y el enfoque.

Morado

Es el color de la profundidad,  de la sabiduría y la serenidad. Se relaciona con la estimulación de las altas capacidades cognitivas. El morado es recomendable usarlo en objetos o combinado con otro color para conseguir una mejor eficiencia cromática.

Naranja

Activa y transmite positividad y creatividad. Contribuye a subir el estado de ánimo y promueve la comodidad. 

El naranja mejora el funcionamiento neuronal y los espacios decorados en este color aumentan el suministro de oxígeno al cerebro, además de estimular la actividad mental.

Marrón

Fomenta la concentración y la capacidad de retención en los estudios. Genera una sensación de equilibrio y de comodidad, además de aumentar el rendimiento intelectual. Es el color ideal cuando se deben dedicar muchas horas al estudio. Para conseguir la mayor rentabilidad al uso de los colores, es recomendable seleccionar el marrón puro y las tonalidades café.

Blanco y negro

El color blanco se relaciona con la capacidad de focalizar y de trabajar en equipo. Mientras tanto, el color negro es un color de contraste y de neutralidad.

El uso de color como técnica de estudio

Los colores también se usan como herramienta en la metodología de estudio. Su uso permite mejorar el proceso de memorización durante el proceso de estudio:

Rojo: Es un color que el cerebro memoriza con facilidad, ya que lo percibe como una llamada de alerta.

Azul: El azul es otro color que aumenta la facultad de memorizar. Se recomienda subrayar los párrafos más importantes que se deben recordar o para resumir.

Amarillo: Este color sirve para subrayar las palabras clave que se encuentran en el texto. Su beneficio es ayudar a captar de mejor forma la esencia del contenido.

Verde: Este color se recomienda para resaltar los conceptos que forman parte de una clasificación o de una categoría.

Anaranjado: El color anaranjado se usa para resaltar y poder encontrar con facilidad tanto las fechas como los autores del texto.

Rosa: Es un color muy recomendado para subrayar los subtítulos, debido a que ayuda a tener una visión global del texto cuando se está leyendo.

Te puede interesar→ Cómo subrayar para estudiar

En combinación con los colores se aconseja utilizar diferentes tipos de subrayados. 

Lo mejor es utilizar un subrayado grueso en las palabras concretas que se quieren recordar de un texto. Una línea más fina se puede usar para las frases completas y un subrayado punteado para resaltar los ejemplos

Mejoramos la empleabilidad de nuestros alumnos

El uso del color para estudiar cuando estamos ante la tarea de escribir también requiere de una tonalidad concreta. En este caso, se debe utilizar el color negro. El negro se usa para marcar en ese texto los conceptos principales, mientras que se usa el rojo y el azul para visualizarlos con facilidad. 

Pinta tu futuro del color de Campus Cámara FP

Con el uso del color se mejora la memoria visual del contenido y ayuda a distinguir las palabras claves de las secundarias.

Como clave es el aprendizaje y los métodos de formación para cursar estudios de FP como los que ofertamos en Campus Cámara FP. Para nosotros, todo es importante para ayudarte a conseguir tus objetivos educativos y profesionales. Incluso los colores.

No lo olvides. El color para estudiar se relaciona con una mejor calidad de aprendizaje, ya que permite memorizar mejor y aumentar la capacidad de concentración. De igual manera ayuda a disminuir los niveles de estrés y de ansiedad, lo que también favorece la capacidad de aprender. Y aprender puedes hacerlo con nosotros y nuestras técnicas de relajación.