Café para estudiar: beneficios e inconvenientes

20 diciembre 2021

Comparte:  

Es bueno el café para estudiar

El café para estudiar siempre ha sido uno de los recursos más manidos cuando la época de exámenes se nos cae encima. 

La comunidad académica, en especial los estudiantes, requieren estimulantes que les permitan desvelarse y poder hacer más extensivo el horario de estudios, sobre todo en periodos de exámenes. 

Esta es una razón por lo que el consumo de café para estudiar es una de las elecciones más populares. Sin embargo, existe todo un debate referente a los beneficios e inconvenientes de la cafeína para la concentración y el rendimiento escolar.

Ya sea por su aroma, color o sabor, el café es referencia entre las bebidas más populares a escala mundial, siendo útil para mantener una mente activa. 

Según diferentes estudios, un consumo moderado es beneficioso. De hecho, la Universidad de Baltimore en Estados Unidos asegura que la cafeína para estudiar tiene efectos positivos para la retención de información.

Efectos del café para estudiar y en el aprendizaje

Tan solo 200 miligramos de cafeína afectando al torrente sanguíneo generan un efecto estimulante ventajoso para estar alerta durante el estudio.

El café, gracias a la cafeína, estimula el cerebro, además de la capacidad de concentración y la comprensión lectora, favoreciendo la reducción del deterioro cognitivo. Sin duda alguna, una gran ayuda para mantenerse alerta para asimilar información.

Te puede interesar→ Alimentos recomendados para el cerebro de un estudiante

La cafeína en el estudio también reduce el estrés, razón que permite a los estudiantes mantenerse serenos durante el cumplimiento de tareas, investigaciones o recopilar información. 

También ayuda a la circulación sanguínea y aumenta la capacidad de atención en cualquier actividad en un lapso de 24 horas, según las tazas de café consumidas.

Beneficios de tomar café para estudiar

Expertos de la Escuela de Salud Pública de Harvard se han interesado en realizar estudios en profundidad sobre la cafeína, hallando numerosos beneficios en el consumo moderado de café.

Café para retener información

Cafeina para estudiar

Se ha determinado que beber entre dos o cuatro tazas de café con o sin azúcar, contribuye a retener información de datos memorizados y a conservar recuerdos, aunque no se le considera un preventivo del Alzheimer.

El café para estudiar se comporta como un bloqueador de captación de la adenosina, cuyo neurotransmisor evita la sensación de cansancio. Además, aumenta la producción de dopamina, que permite al individuo actuar de forma dinámica, con agilidad en las aptitudes físicas y el tiempo de reacción.

Café para la concentración

También ayuda a alcanzar la concentración, puesto que la bebida contiene el componente teobromina, el cual facilita combatir el sueño y los estados de depresión.

Te puede interesar→ Cómo evitar el sueño mientras estudias

Aunque la cafeína es un estimulante que actúa en el sistema nervioso central, para que pueda actuar según estudios electroencefalográficos, la ingesta de café debe oscilar entre 50 a 300 miligramos, equivalente entre una a tres tazas diarias.

Cafe para la memoria

Para la memoria, los efectos no son precisos. Sin embargo, existe un gran interés en aumentar las investigaciones. 

De acuerdo a los estudios publicados en la Revista Europea de Nutrición, la cafeína puede proteger a la memoria gracias a sus compuestos fenólicos que contienen propiedades antioxidantes, logrando reducir el estrés y la inflamación en las neuronas.

La cafeína también contiene compuestos bioactivos que mitigan la producción de la proteína beta amiloide, considerada en la ciencia como uno de los factores de riesgo para el aumento del Alzheimer

Lo cierto es que entre los beneficios del café para la memoria está que la información puede ser almacenada y recordarse a largo plazo.

Para los niveles de energía, la cafeína activa el proceso de dopamina y glutamato, que al combinarse generan estímulos y aumentan la capacidad cognitiva. Esto permite reducir la sensación de cansancio durante el estudio y aumentar la efectividad para adquirir la información.

Cuánto café tomar para estudiar

Según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, lo recomendable es consumir 400 ml de café al día. Es decir, el equivalente a cinco tazas de café. 

Además, se sugiere elegir entre tres tipos de café para estudiar:

  • Cappuccino

Después de varias horas de estudios, esta bebida es ideal para disfrutar un merecido descanso. 

La combinación del café caliente, leche y su espuma, cumplirá el rol de reconfortar y a su vez de relajar. Justo lo necesario para después de una sesión maratoniana reteniendo información.

  • Café Expreso con leche

Ideal para beberlo durante el tiempo de estudio siempre y cuando no sean más de cuatro tazas. Un toque de leche caliente ayuda a mantenerse atento a la lectura e identificar errores. Es el mejor aliado para prepararse para los exámenes.

  • Café Americano

Un excelente acompañante que se puede disfrutar caliente. Ideal para temporadas frías y mantener la temperatura corporal. Su intensidad aportará el plus de concentración para mantener el máximo control durante el estudio.

Inconvenientes del consumo de café para estudiar

Aunque beber café genera una sensación reconfortante, el consumo excesivo puede ser dañino para la salud, en especial aquellos productos de baja calidad que contengan impurezas.

El mejor ciclo superior de formación profesional

Los cafés de baja calidad o el exceso en el consumo de café puede generar enfermedades y problemas de salud.

Durante la época de estudios es importante beber café con moderación, puesto que ingerir más de cinco tazas puede causar estados de ansiedad y distracciones por nerviosismo, además de falta de concentración

El consumo de café en exceso puede crear crisis por insomnio, siendo esto último uno de los efectos más preocupantes, debido a que el cerebro debe estar descansado y haber cumplido al menos las horas de sueño reglamentarias.

Si existe sensación de cansancio de nada habrá servido la elevada ingesta de cafeína para estudiar. 

El café es una bebida por excelencia que tiene más ventajas que puntos en contra. Sin embargo, es considerado uno de los alimentos que por su uso cotidiano afecta la salud, en especial el estómago y el intestino.