Cómo preparar una entrevista de trabajo perfecta

27 diciembre 2021

Comparte:  

Cómo preparar una buena entrevista

Saber cómo preparar una entrevista de trabajo es casi tan importante como la entrevista en sí. Acudir a una cita tan importante para tu presente y futuro laboral sin prepararla adecuadamente puede ponerte en una posición de desventaja frente a otros candidatos.

Improvisar en una entrevista de trabajo es la última de las opciones y, desde luego, la elección más descabellada 

Si no sabes cómo preparar una buena entrevista, toma nota. En Campus Cámara FP vamos a señalar varios aspectos que debes tener en cuenta para proyectar la imagen adecuada y acercarte a los objetivos que persigue el reclutador. 

¿Cómo preparar una buena entrevista de trabajo?

No saber cómo preparar una entrevista de trabajo o no hacerlo adecuadamente puede poner en riesgo las posibilidades de optar al cargo al que quieres acceder.  

Para poder preparar una buena entrevista de trabajo, es necesario que tengas en cuenta diferentes aspectos del proceso que se sigue en este tipo de reuniones.

Días antes de la entrevista

CV veraz. Es importante prestar atención a cómo hacer un CV perfecto.Ten cuidado con la información que estás dando en tu currículum. El contenido debe ser fiel a la realidad y comprobable. Los reclutadores pueden cotejar y comprobar información.

Carta de recomendación. Trata de obtener cartas de recomendación de los trabajos anteriores que hayas tenido y que sean relevantes para el puesto de trabajo al que te estás presentando.

Te puede interesar→ Cómo hacer una carta de presentación

Puntualidad. Esta es tu primera carta de presentación. Si llegas tarde puede que no des una muy buena impresión al reclutador. 

Por lo tanto, lo recomendable es que llegues de 5 a 10 minutos antes de la hora pautada. Para ello, ten en cuenta las previsiones necesarias sobre la ruta que debes recorrer para llegar al lugar donde se hará la entrevista. 

Pregunta por la persona correcta. Toma nota del nombre de la persona que se comunicó contigo y del que te hará la entrevista. Al llegar, darás una imagen más seria si sabes con quién hablar y no si preguntas de forma generalizada por alguien con quien tienes una entrevista.

Investiga. Busca toda la información que puedas de la empresa. Visión, misión, modelo de negocios, valores y rama en la que desempeñan sus actividades.

Investiga por internet las características que piden otras empresas para el puesto de trabajo al que estás optando. Así puedes prever algunas preguntas de la entrevista y lograr contestar con mayor seguridad.

Cuida la higiene. No vayas a la entrevista sin bañarte, peinarte o con ropa demasiado casual. Es muy importante que tu imagen no sea descuidada. 

Tampoco es recomendable utilizar durante la entrevista gorras o gafas de sol. El tipo de vestimenta es muy importante, recuerda que el cuidado de la imagen personal es muy importante. 

Todo tiene un límite. Tienes que tener en cuenta que hay algunas preguntas que te puedes reservar el responderlas. 

Un reclutador debe conocer tus capacidades y cualidades, pero no obligarte a dar información irrelevante o hacerte preguntas muy personales y que nada tienen que ver con el puesto por el que estás optando.

Descansa las horas necesarias. Trata de descansar lo suficiente, si sientes ansiedad puedes optar por alguna rutina de ejercicio que te ayude a despejar la mente o alguna infusión para relajarte y dormir con tranquilidad.

Cómo preparar una entrevista de trabajo

En la entrevista

Prepararse adecuadamente para un encuentro con un reclutador no solo consiste en un análisis previo. Saber cómo preparar una entrevista de trabajo incluye planificar y prever el encuentro en sí mismo. 

Mantén la calma. Recuerda que si estás en la entrevista es porque tienes el potencial para el puesto.

Respeto. Debes ofrecer a través de tu saludo a los reclutadores confianza. Dirígete a la persona por su nombre y no entres en demasiadas confianzas si no lo dejan diametralmente claro.

Sé tu mejor versión. Aunque quieras impresionar, no dejes de ser tú. Hacerse pasar por algo que no eres puede ser un inconveniente cuando te estás desenvolviendo en el puesto.

No es nada personal. Busca responder abiertamente y con confianza a preguntas que se te hagan. Si no sientes cierta comodidad con alguna, trata de replantearla de otro modo. Pero sin enfrentarse. Tener una actitud defensiva no da una muy buena impresión.

Deja que hable. No interrumpas al entrevistador y cuando este se dirija a ti trata de mantener tu mirada. Adelantar una respuesta, acabar las frases del otro o rehuir la mirada son síntomas inequívocos de futuros problemas dentro de las relaciones de empresa.

Las interrupciones. Trata de que el proceso no se vea interrumpido por ti, por lo que es necesario que coloques tus dispositivos electrónicos en modo silencioso.

Jamás digas jamás. No debes usar frases como nunca, jamás o siempre.

Pregunta tú. Puedes hacer preguntas al entrevistador cuando este te permita hablar. Esto le demuestra que tienes conocimiento sobre el puesto por el que estás optando e interés por la empresa y las oportunidades laborales.

Tú vales. Si no tienes mucha experiencia, destaca tu motivación por aprender y dar lo mejor de ti en el cargo.

No hables mal de nadie. En el caso de haber tenido malas experiencias laborales, tienes que ser sincero con los hechos, tratando de plantearlos de manera objetiva y no hacer ver que tienes algo contra esa persona ni exponer críticas negativas.

Mejoramos la empleabilidad de nuestros alumnos

Cómo preparar una entrevista de trabajo grupal

En alguna ocasión te encontrarás con que la entrevista de trabajo no es para ti en exclusiva. Así que ya no se trata solo de saber cómo preparar una buena entrevista, sino de tener herramientas para una situación que no es en exclusiva.

Si te ha tocado presentarte una entrevista de trabajo grupal y nunca antes lo habías hecho, es conveniente que tomes nota de algunos consejos útiles sobre cómo preparar una entrevista de trabajo grupal.

1.   Prepárate con tiempo, establece cuáles son las posibles preguntas que te pueden hacer respecto a ti y al puesto por el que estás optando. Esto te sirve como práctica para responder de forma más segura.

2.   Presta atención tanto a los reclutadores como a los demás entrevistados, de esta manera cuando sea tu turno de hablar no toques los mismos puntos que ya otros han hecho o hazlo dándole una perspectiva distinta.

3.   Trata de mantenerte al día con la conversación, puedes incluso plantear ideas sobre algún tema o actividad relacionada con el puesto y darle cabida a que los demás entrevistados den su opinión.

4.   Trata de ser siempre tú, demostrar tus habilidades y capacidades y así lograr mostrar al entrevistador cuáles son los aspectos que destacan y son positivos en ti.

ABIERTO período de matrícula (curso 22/23). No dudes en llamar y no tardes en venir.

X