POR QUÉ ESTUDIAR FP

27 abril 2020

Comparte:  

En este post daremos respuesta a esta pregunta desarrollando algunas reflexiones que puede que te plantees cuando valores si estudiar o no un Ciclo Formativo. 

¡Seguro que te interesa!

La formación Profesional atraviesa su mejor momento. Ha dejado de ser la opción escogida  cuando no se puede optar a una formación universitaria para ser la opción escogida cuando quieres especializarte laboral y profesionalmente en aquello que más te gusta hacer, y a lo que realmente quieres dedicarte en el futuro. Incluso como parte de ese itinerario formativo que sumará valor añadido a tus conocimientos personales y profesionales antes de dar el paso hacia la formación universitaria, enfrentándote a esta etapa de una forma más competente, madura y resolutiva. 

Ya no existe por parte de la sociedad en la que vivimos esa creencia de que es  necesario el paso por la Universidad para tener éxito profesional y personal. 

¿Por qué?

 Porque hoy en día ya no buscamos crecer solo en el ámbito educativo sin tener el objetivo o meta profesional (aquello a lo que nos queremos dedicar cada día) sino que queremos crecer para convertirnos en profesionales competitivos antes de incorporarnos a un entorno laboral que cada día es más cambiante y complejo, un contexto que evoluciona por momentos y en los que contar con habilidades que vayan más allá del conocimiento teórico de la profesión, marcan la diferencia a la hora de encontrar el trabajo que nos haga felices cada día. 

Además, tenemos que tener en cuenta que el paso por la formación profesional no es excluyente de realizar estudios universitarios, más bien al contrario. 

La formación profesional nos abre igualmente las puertas de la Universidad y, en algunos casos, incluso facilita ese acceso a la carrera que realmente quieres hacer y a la que quizá no tenías posibilidad de hacerlo por la nota o, a la que simplemente no te interesaba acceder tras finalizar el bachiller y que sin embargo cuando finalices un Grado Superior, tras dos años de madurez, de adquisición de habilidades, y de un aprendizaje práctico que te habrá acercado a la profesión que quieres desempeñar en el futuro, ves que puede ayudarte a mejorar tu cualificación para un determinado puesto. 

…En Formación Profesional se utiliza mucho el concepto “aprender haciendo”

Así es, ¡te lo explicamos!

            No todo el mundo aprende del mismo modo, hoy en día sabemos que el aprendizaje que más necesita nuestra sociedad es aquel que pone en práctica la realidad del entorno en el que tenemos que aplicar nuestros conocimientos, es decir, necesitamos que el aprendizaje sea:

  • Práctico
  • Dinámico
  • Innovador 

En definitiva, que sea un aprendizaje que dé respuesta a los retos a los que nos enfrentamos en el SXXI, en la era de la digitalización y de avances tecnológicos permanentes que revoluciona cada día los escenarios de relaciones personales y profesionales de nuestra sociedad. 

Por último, tienes que tener en cuenta que este aprendizaje a través de la práctica dota al estudiante de Formación Profesional de una serie de habilidades que van más allá de las competencias técnicas ligadas al ciclo formativo que escojas. Son las denominadas soft skills(habilidades blandas o transversales). 

…las famosas “soft skills” ¿Qué son exactamente las habilidades transversales? 

La creatividad, el pensamiento crítico, la capacidad resolutiva, la escucha activa, adaptación al cambio, inteligencia emocional… son algunas de las consideradas como habilidades blandas.

La realidad es que estas habilidades son igual de importantes a la hora de encontrar trabajo que las habilidades conceptuales o técnicas. De hecho, los empresarios de más éxito en el mundo ya hablan de estas habilidades en todas sus charlas, y empresas como Google o Apple reconocen que les dan un peso de casi el 50% en las entrevistas de trabajo a la demostración de tener estas habilidades.

Por suerte, aunque hay una predisposición por parte de algunas personas para desarrollarlas, todos las podemos adquirir trabajándolas, practicándolas y dando la libertad y el espacio necesario a nuestra creatividad, imaginación y a nuestras ganas de mejora continua. 

En las aulas de FP los estudiantes no solo aprenden qué es lo que hay que hacer para resolver problemas en un futuro entorno profesional, sino que los resuelven en directo, simulando ese entorno prácticamente en su día a día. La FP es un ámbito educativo que demuestra desde hace años estar en constante actualización y evolución, desarrollando interesantes modelos formativos como la FP Dual, donde las empresas del sector estrictamente relacionado con su formación cobran un papel protagonista.

Es decir, haciendo un ciclo de grado superior trabajaras muchas habilidades que marcarán la diferencia entre tu perfil y el de los otros aspirantes a un puesto de trabajo, o ¡incluso a la hora de ascender dentro tu empresa!

…Los que estudian FP ¿tienen más posibilidades de encontrar trabajo a corto plazo?

Sí, esta reflexión es cierta. 

Aprender a hacer, como hemos explicado antes, supone un aspecto clave y diferenciador para potenciar tu empleabilidad (es decir, tu capacidad de conseguir que las empresas tengan ganas de contar contigo en sus equipos de trabajo). 

¿Por qué? Muy fácil, ten en cuenta que las empresas necesitan personal cualificado que sepa desenvolverse desde el primer día con soltura en un entorno laboral real y los ciclos de formación profesional han pasado a ser una fuente de talento adaptado a sus necesidades laborales. Los alumnos de FP tienen la experiencia profesional que han adquirido durante sus prácticas (FCT) en segundo curso, y además, han trabajado habilidades que han mejorado su capacidad de oratoria, trabajo en equipo y liderazgo, entre otras, cuando en otros modelos educativos se centran mucho más o casi exclusivamente en los conocimientos teóricos.

De hecho, hay datos oficiales que puedes consultar que demuestran que las ofertas de trabajo dirigidas a los titulados de FP superan hoy en día a las ofertas de trabajo dirigidas a los titulados universitarios. ¡Al terminar este post encontrarás el link a la noticia donde puedes comprobarlo! 

…¿cuántas personas apuestan hoy en día por la FP?

Cada año somos muchos más. 

Este curso 2019/2020, por ejemplo, ya han sido más de 861.900 alumnos los que han apostado por esta formación en nuestro país, lo cual supone un aumento, en la última década de alrededor del 70%. 

Y en el resto de Europa ¡las cifras aún son mejores! Actualmente el 50% de la población activa de nuestros vecinos europeos son titulados de Formación Profesional. En países nórdicos, como el caso de Finlandia, ya alcanza el 39%, y en Alemania el número de profesionales  en activo que tiene estudios de Formación Profesional ya supera al número de titulados universitarios, situándose en el 57%.

Es evidente la Formación Profesional ha pasado a ser un referente dentro de un sistema educativo en el que cada día gana protagonismo, y se ha convertido en la lanzadera de los profesionales del futuro. 

¿Te animas a ser uno de esos profesionales?

 

Nosotros te ayudamos a conseguirlo

Neus Senent Machado

Jefa de Estudios y docente de Campus Cámara FP