Mejora tu rutina de estudio gracias al ejercicio físico: te contamos cómo

3 marzo 2021

Comparte:  

Mejorar el estudio al hacer ejercicio físico

Mantenernos en buena forma no solo nos ayuda a disfrutar de una vida sana, sino que hacer ejercicio antes de estudiar o después ayuda a desconectar y a generar un cansancio físico que equilibre la saturación mental.

En épocas de examen, el estrés puede hacer mella en nuestro organismo. Estudiar y hacer deporte son un tándem estupendo para mantener la tensión a raya y darle una pausa al cerebro en esos períodos de concentración intensa.

El deporte, el mejor recurso en épocas de exámenes

La práctica habitual de ejercicio físico no solo repercute de forma positiva en el organismo, sino que es un estupendo aliado de la salud mental al liberar endorfinas y es un método de relajación infalible.

Estudiar y hacer deporte van de la mano para mantener en forma cuerpo y mente. De hecho, ya los griegos anticipaban esta realidad. 3000 a√Īos despu√©s, la m√°xima de ‚Äúmens sana in corpore sano‚ÄĚ sigue m√°s vigente que nunca.

Practicar alg√ļn tipo de actividad f√≠sica de forma regular es la forma ideal de reducir los niveles de estr√©s y ansiedad generados durante la √©poca de los ex√°menes, adem√°s de mejorar el nivel de concentraci√≥n y rendimiento.

Mejora tu rutina de estudios gracias al ejercicio físico participando en una clase dirigida de un gimnasio, jugando un partido con los amigos o dedicando unas horas al día al deporte que más te guste. Y, si es al aire libre, mejor.

Cómo compaginar estudios y deporte

Los beneficios de la actividad física de forma habitual, y especialmente en épocas de exámenes, están más que demostrados. De hecho, los mejores expedientes académicos pertenecen a alumnos que practican deporte a diario.

Estudiar y hacer deporte es una combinación que funciona, ya que el deporte desarrolla el funcionamiento cognitivo, ayuda a reducir la ansiedad y potencia valores como la constancia, el esfuerzo, la autogestión de capacidades y el autocontrol.

La superación de objetivos y el aumento de habilidades para la gestión eficaz del tiempo a través de la creación de hábitos y rutinas serán un recurso beneficioso para potenciar la concentración mientras se estudia y obtener los mejores resultados en los estudios.

Cómo organizar mi tiempo para estudiar y hacer ejercicio

Estudiar y hacer deporte son dos actividades que se basan en la planificación, así que lo mejor es tener una correcta gestión de tiempo.

Es importante considerar ambas actividades como imprescindibles y reservar un tiempo determinado en las tareas diarias para desarrollarlas de forma correcta.

En d√≠as en los que tenemos alg√ļn evento especial podemos reducir el tiempo dedicado a una de las dos actividades y mantener nuestros h√°bitos sin renunciar a ninguna de las dos.

Porque lo importante es eso: crear h√°bitos. Marcar en tu agenda diaria el tiempo dedicado a los estudios y el tiempo dedicado a la pr√°ctica de estudios te ayudar√° a cumplir en ambas parcelas y que una se beneficie de la otra.

Igualmente, separa ambas parcelas. No pienses en la rutina deportiva mientras estudias y desconecta de los ex√°menes, los apuntes y los libros mientras haces deporte.

Y, sobre todo, sé firme en dos actitudes: el descanso y la procrastinación.

Un correcto rendimiento académico y deportivo necesita que el cuerpo y la mente dispongan de toda la energía posible. Aunque debamos priorizar diferentes actividades en nuestro día a día, no pospongas ninguna programación de tu agenda.

Todo tiene su momento y su medida. 

Hacer ejercicio antes o después de estudiar

Y, hablando de momentos, seguro que te estás preguntando cuál es el mejor momento para hacer deporte. Muchas personas prefieren hacer deporte a primera hora, en cuanto se levantan. Y otras eligen el final del día para la práctica del ejercicio físico.

De igual manera, muchos estudiantes eligen las ma√Īanas para estudiar y hacen un ‚Äúdescanso intelectual‚ÄĚ a la hora de la comida, realizando alguna actividad f√≠sica antes de comer y reservando la tarde, de nuevo, para los estudios.

Hacer ejercicio después de estudiar

Seg√ļn numerosos estudios, a la mayor parte de los estudiantes les funciona mejor estudiar antes de practicar deporte. La responsabilidad del esfuerzo intelectual se realiza en primera instancia y se disfruta de la actividad f√≠sica a posteriori.

Hacer ejercicio antes de estudiar

Hacer deporte ayuda al estudio

Realizar una actividad física en una rutina diaria de una hora antes de estudiar puede resultar beneficioso para aprovechar la inyección de endorfinas para encarar la sesión de estudios.

Obviamente, una práctica deportiva muy intensa puede agotar todas las energías y dificultar la concentración, pero un desayuno saludable con alimentos que estimulan el cerebro, una hora de deporte y el momento relajante de la ducha pueden ser un escenario propicio para una jornada de estudios.

Así pues, si quieres saber si es mejor hacer ejercicio antes o después de estudiar deberás probar qué rutina te funciona mejor o combinar ambas actividades a tu gusto en diferentes momentos del día.

Ahora que ya conoces los beneficios de estudiar y hacer deporte no hay excusas para sacar el m√°ximo partido a tu capacidad intelectual  f√≠sica. En Campus C√°mara estaremos encantados de ayudarte a sacar tu potencial con m√°s consejos como este.

ABIERTA la reserva de plazas de todos los ciclos (curso 21/22)

X