Qué tipos de música para estudiar son mejores

7 marzo 2022

Comparte:  

Por lo general, lo habitual es que cuando estás estudiando te aconsejen hacerlo en un sitio silencioso. Pero, en algunas ocasiones, algunas personas necesitan tener otros estímulos que ayuden a aumentar el proceso de memorización y mejorar la concentración

La música es uno de estos estímulos. Existen algunos tipos de música para estudiar, ciertas melodías que ayudan a activar determinadas zonas del cerebro para mejorar no solo las emociones, sino también funciones como la retención y la coordinación.

Para saber qué tipo de música ayuda a estudiar, te recomendamos hacer una búsqueda a través de cualquier navegador de Internet o en plataformas de música. No es recomendable que oigas la radio, ya que no permite que haya una buena concentración, al igual que determinados géneros musicales están desaconsejados.

Te puede interesar→ ¿Es bueno escuchar música para estudiar?

Tipo de música para estudiar

La música clásica es, sin lugar a dudas, la primera opción a tener en cuenta cuando en las recomendaciones sobre qué tipo de música es buena para estudiar. 

En plataformas de música como Spotify y YouTube tienen una gran variedad de listas de reproducción, algunas de ellas desarrolladas de forma específica sobre tipos de música para estudiar.

Si quieres hacer tu propia lista de reproducción , toma nota de los géneros más recomendados:

Música clásica

Produce una sensación de tranquilidad y armonía. Este tipo de música, en especial la de la época barroca, es la más recomendada. Mozart es uno de los compositores más recomendados para estudiar. 

De hecho, la influencia de sus melodías se conoce como el efecto Mozart. Se ha comprobado que algunas composiciones de Mozart producen una estimulación a nivel cerebral, logrando relajar de una manera drástica, aumentando la capacidad de memorizar y de adquirir nuevos conocimientos.

Te puede interesar–> Consejos para estudiar y memorizar más rápido

Piezas instrumentales de ambiente

Es uno de los tipos de música para estudiar más efectos. Estas melodías combinan los sonidos de la naturaleza o los imitan. De esta manera, mientras estás en el proceso de asimilar la información, puedes tener la sensación de estar en la naturaleza. 

Estos sonidos te ayudarán a relajarte y concentrarte. Es recomendable, sin embargo, no excederse con este género musical, ya que puede incrementar los niveles de estrés y nerviosismo, al igual que aumentar el nivel de alerta.

Música electrónica instrumental

Géneros musicales como el chill out, new age, el trip hop, el trance ambient, y similares, ayudan a relajar la mente y hacen que sea mucho más receptiva. Entre qué tipo de música es buena para estudiar es una de las mejores alternativas. 

Jazz suave

Escuchar música a un volumen alto no es beneficioso para el proceso de estudio. Escuchar jazz suave puede llegar a ser realmente beneficioso para mejorar el aprendizaje, tanto por la melodía en sí como por los ritmos. 

Hay que tener en cuenta que hay diferentes tipos de música para estudiar, que se escuchan según los diferentes estados mentales que quieras alcanzar. De esta manera, la música barroca proporciona tranquilidad además de facilitar también el aprendizaje y aumentar la concentración, al igual que la new age y la música chill out.

Qué tipo de música sirve para estudiar

A veces es más importante saber qué no hacer además de saber lo que es mejor. Además de conocer qué tipo de música es buena para estudiar, debes tener en cuenta que no todos los tipos de música son adecuados.

Hay determinados géneros musicales que no están recomendados durante el estudio. Cuando hagas una lista de reproducción sobre qué tipo de música ayuda a estudiar, no conviene que incluyas melodías como, por ejemplo, el heavy metal, el rock y el punk rock.

A pesar de que te puedan gustar este tipo de género musical, estos dificultan más la concentración.

La mejor música para concentrarse

La finalidad de escuchar música cuando se estudia es omitir o minimizar los sonidos desagradables, como por ejemplo el producido por las personas al hablar en voz baja cuando estudian si se encuentran en el mismo lugar de estudio. 

También sirve para minimizar cualquier otro tipo de ruido cotidiano, sonidos ambientales que pueden llegar a causar la pérdida de concentración.

La música logra que se pueda llegar a un buen estado de concentración. Así se podrá finalizar con el estudio de los temas en un tiempo mucho menor, evitando que los ruidos ambientales desagradables terminen de interrumpir la hora de estudio.

Los géneros musicales que buscan parecerse a los sonidos naturales tienen la capacidad de ayudar a mejorar el estado de ánimo al igual que el nivel de concentración, por eso es buena idea incluirlos en las listas de tipos de música para estudiar.

Los sonidos musicales que se asemejan a los sonidos de la naturaleza son la prueba de que se puede comprometer al cerebro con la tarea que se realiza de forma subconsciente. El fin es que la mente se pueda relajar y, por lo tanto, pueda alcanzar una mejor concentración.

Consejos para estudiar escuchando música

Para aprovechar al máximo el poder de la música al estudiar, se recomienda:

  • Selecciona siempre listas de reproducción que sean suficientemente largas. En plataformas como Spotify y YouTube se pueden encontrar algunas que duran varias horas. Elige estas, ya que de esta manera no tendrás que cambiar de canciones o buscar otra opción. Selecciona también aquellas que no tengan anuncios publicitarios.
  • Controla el nivel de volumen. A pesar de que la pieza que estés oyendo se encuentre entre las recomendadas, ten en cuenta que, si el volumen es muy fuerte, no te podrás concentrar con facilidad. Además, escuchar música con un volumen muy alto es muy perjudicial para la salud auditiva, en especial si usas auriculares.
  • Procura buscar temas que no tengan letra. Para estudiar se recomienda ampliamente las melodías que son solo instrumentales. En el caso de que las canciones tengan letra, se incrementa el riesgo de que al final termines tarareándola. Ten presente que cuando estudias no te puedes distraer cantando. La música que se escucha debe ser un mecanismo que te ayuda a concentrarte, no a distraerte.
  • Busca estudiar en un buen ambiente. Ya sea con música o sin ella, el lugar de estudio es fundamental para poder concentrarse. Se deben tomar en cuenta factores como la temperatura, la luz y el orden, ya que todos ellos intervienen de forma activa en una mejor asimilación de contenidos. También es necesario que desarrolles o utilices la técnica de estudio que sea más adecuada para ti.
  • Si tienes que escuchar la radio, procura elegir emisoras con pocos anuncios publicitarios. Puedes optar por emisoras que centren su programación en música clásica. La mayoría de ellas suelen tener pocos anuncios, además de que las intervenciones de los locutores son por lo general, muy cortas.

El tipo de música para estudiar debe promover la concentración, incrementar la capacidad de memorizar y crear un buen ambiente de estudio. Deben ser ritmos suaves y tranquilos, o que se asemeje a la naturaleza, para que puedas obtener todos los beneficios.