6 Consejos sobre cómo estudiar para un examen tipo test

21 febrero 2022

Comparte:  

Los exámenes tipo test son las pruebas que más suelen darnos dolor de cabeza. Parte de su complejidad consiste en que la formulación de las preguntas a veces nos dejan con la impresión de que todas las respuestas son válidas.

Sin embargo, hay ciertos tips que puedes practicar para mejorar tu método de estudio para hacer exámenes tipo test.

Te puede interesar→ Método Pomodoro: Qué es y en qué consiste 

Para ayudarte con este tipo de pruebas académicas, vamos a darte algunas ideas para que sepas cómo estudiar para un tipo test y acabar cada trimestre con las mejores notas posibles.

Cómo estudiar rápido y bien para un examen tipo test

Como adelantamos, y seguramente sabes, los exámenes tipo test son las pruebas de evaluación académica que más nos hacen dudar, pues nunca sabemos cómo puede resultar. Siempre nos queda la duda de haber pasado por alto alguna palabra que cambiase el significado de la pregunta.

Si eres de los que prefiere tomar todas las precauciones posibles, lo mejor es que consideres algunos aspectos importantes para prepararte de forma efectiva y aprobar los exámenes tipo test con todas las garantías.

Cómo estudiar para un exámen tipo test

Este tipo de exámenes puede generar incertidumbre. Aparentemente son fáciles y sencillos, pero al leer las opciones de respuestas puede surgirnos la duda al decidir cuál es la correcta.

Cuando se trata de preguntas con opciones múltiples y que además todas se relacionan, es posible que lleguemos a dudar en más de una oportunidad al responder. Por eso es mejor prepararse con tiempo y tenerle a este tipo de examen un poco de respeto.

Si deseas prepararte para este tipo de test, debes olvidarte de aquello de responder al azar. Puede que, fruto del azar, alguna respuesta aleatoria te resulte positiva, pero no todo el tiempo podrás aprobar valiéndote de la suerte.

El truco está, más que memorizar,en comprender el tema y fijar ciertos conceptos para lograr reconocerlos en las preguntas formuladas. En este tipo de exámenes debes entrenar tu memoria de reconocimiento, la cual es totalmente diferente a la memoria de recuerdo.

Esto se debe a que para saber cómo estudiar para un tipo test conviene conocer los conceptos para poder identificar la respuesta correcta, descartando las opciones incorrectas y detectando términos que modifican sustancialmente las respuestas.

Entre las posibles recomendaciones para preparar un examen tipo test, las más importantes son las siguientes:

1. Estudio activo

Este tipo de aprendizaje consiste en identificar el concepto clave. La capacidad que tengas para aislar y aprender lo más fundamental del concepto será determinante y una de las mejores maneras de cómo estudiar rápido y bien para un examen tipo test.

2. Identifica los textos que pueden convertirse en preguntas en el examen

Para localizarlos, conviene fijar tu atención en información relevante o curiosa. Ya verás que de tanto reconocer datos importantes será más fácil identificar las posibles preguntas.

3. Prepara tarjetas de estudio 

Ellas serán donde escribas en una cara el enunciado y en la otra la respuesta correcta. ¡Practica como si se tratara de un concurso de la tele!

4. Utiliza exámenes antiguos para practicar

Si tienes acceso a la base de datos de exámenes anteriores lo mejor es que, después de estudiar el contenido de la materia, comiences a practicar. Utiliza un para verificar cuántas respuestas correctas tuviste en el tiempo que normalmente dispones para la evaluación.

5. Anota las posibles contradicciones de los conceptos

Esto quiere decir que, al estudiar los conceptos, puede haber ideas que los contradigan o, mejor dicho, exista una parte negativa del concepto. Estos también son puntos clave que pueden preguntarte en el examen. En vez de afirmaciones pueden ser contradicciones.

6. Estudia en grupo

Bien sea discutiendo los exámenes de muestra resueltos o simplemente los conceptos. Al tener varios puntos de vista podrás comprender el contenido desde varios enfoques y seguramente alguno de ellos será el que coincida con el formulado durante la prueba.

La verdad es que en los exámenes tipo test no siempre estudiar equivale a acertar la totalidad de las preguntas, porque entran en juego muchas variables: conocimiento, audacia, suerte, técnica, truco, experiencia o seguridad.

Cómo puede ser un examen tipo test

Una de las cosas que normalmente nos genera incertidumbre es qué preguntas pueden entrar y en qué diferentes modalidades. Por eso es importante tratar de dominar algunas maneras en que se confecciona un examen tipo test..

En un mismo examen puede haber preguntas con respuestas de verdadero o falso, además de cuestiones en las que escoger una opción o la variable de varias opciones al mismo tiempo.

Además de saber cómo estudiar para un exámen tipo test, conviene saber qué tipos de exámenes hay. Entre las diversas modalidades de examen tipo test, las más utilizadas son:

  • Exámenes en donde las respuestas incorrectas no son penalizadas.
  • Casos en los que tanto las respuestas incorrectas y las preguntas que no se hayan respondido son penalizadas. Normalmente restan una fracción del valor de las correctas.
  • Exámenes en los que son penalizadas las respuestas incorrectas, pero las que no son respondidas no intervienen en la puntuación.

En el primer tipo de exámenes es recomendable contestar todas las preguntas, pues de haber alguna incorrecta no influirá en tu puntuación. Incluso si respondes al azar las que no conozcas quizás tengas la suerte de acertar la correcta.

En el segundo caso, si no tienes clara cuál es la respuesta correcta, es mejor dejarla en blanco, ya que si contestas mal te restará puntos en el exámen.

Recomendaciones finales para un examen tipo test

Sin duda, de todos los consejos sobre cómo estudiar para un examen tipo test, el mejor es que siempre debes preparar la asignatura y estudiar. Eso es lo único que puede incrementar las posibilidades de responder correctamente las preguntas.

Antes de empezar a responder conviene conocer las características del exámen. Presta atención al tiempo disponible para responder y la puntuación de cada pregunta. Asegúrate de saber si hay penalización por respuesta incorrecta o no.

Asegúrate de leer bien la pregunta y todas las opciones de respuesta. Así podrás ir descartando las respuestas que te parezca que no son las correctas.

Empieza por responder las preguntas más sencillas o las que reconozcas más rápido, eso te asegurará puntos en el examen y te dará tranquilidad para afrontar el resto de cuestiones.

Pasa por alto alguna pregunta que te genere dudas y déjala para resolverla más adelante junto con las que no tengas seguridad en la respuesta.

Valora objetivamente las respuestas de las preguntas que te resulten complicadas. A veces leer de nuevo una información nos ayuda a ver claramente la respuesta. 

No dejes de responder ninguna pregunta en caso de que las incorrectas no tenga penalización.¿Te han ayudado nuestros consejos sobre cómo estudiar para un examen tipo test? En Campus Cámara FP nos preocupamos por mejorar la calidad de los estudios de nuestros alumnos. ¡Descubre qué podemos hacer por tí!

ABIERTO período de matrícula (curso 22/23). No dudes en llamar y no tardes en venir.

X