POR QUÉ PROGRAMAR

6 julio 2020

Comparte:  

Hace unos días conversábamos con Laura Trillo, Ingeniera Técnica en informática de gestión, sobre las necesidades de las empresas cuando contratan profesionales para posiciones técnicas. Ella, que es una persona con capacidad analítica y resolutiva, con la paciencia que caracteriza a los buenos docentes y su capacidad de análisis, nos explicaba lo importante que es que los nuevos talentos tengan muy clara su meta, que no es tanto controlar uno u otro lenguaje de programación, como ser capaces de resolver problemas y mejorar procesos en las organizaciones y, en definitiva, mejorar el mundo.

La ilusión con la que transmite su vocación y sus amplios conocimientos técnicos tanto como docente como en el ámbito de la ingeniería informática, hacen que le hagamos una proposición, honesta como siempre, pero de las que nos gusta hacer a algunas personas que sabemos que lo entienden como un reconocimiento absoluto de su capacidad para transmitir y motivar a las nuevas generaciones. Le pedimos una entrada en nuestro blog de Campus Cámara FP en la que nos contara por qué disfruta tanto con su profesión.

Y sí, Laura “recogió el guante” y rápidamente nos regaló este post que compartimos con todos vosotros.

Mil gracias Laura.

Estamos seguros de que si alguno de vosotros tenía duda sobre por qué estudiar el ciclo superior Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma, quedarán todas despejadas.

¿Por qué elegí la programación?

La respuesta es sencilla: porque me gusta solucionar problemas, simplificar algunas tareas,  hacer que los datos nos faciliten la vida y especialmente ponerme una alarma que me recuerde que existen otras experiencias igual de apasionantes y maravillosas además de programar… 

No, no exagero y voy a explicar por qué lo digo: hacer un programa, no es escribir códigos de un lenguaje de programación… ¡eso es lo más fácil! Programar, es crear una solución, y para crear una solución es necesario aprender a ver el mundo de otra manera: analítica, curiosa, investigativa, minuciosa, lógica… hasta convertirte en una persona resolutiva, de esas, que encuentran una solución donde todos los demás ven problemas.

No importa qué tan grande sea el problema, si tenemos una variable, sólo una, en la que podemos guardar un dato poderosamente positivo, que nos permita crear otras variables, que podamos procesar, combinar, ordenar, guardar, recuperar, imprimir y reutilizar… entonces ¡ya está!, sólo es cuestión de tiempo, un ordenador y un lenguaje de programación para encontrar la solución.

¿Y por qué el ciclo de Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma?

Porque amplía el abanico de posibilidades para la creatividad: puedo aprender a programar  proyectos web, aplicaciones para un ordenador, para los teléfonos, para los relojes, para los coches y ¡hasta podríamos programar un robot!

La programación es un camino que lentamente nos enseña a cambiar nuestra forma de pensar y de ver la vida, a encontrar lo valioso de un dato que pasa desapercibido, lo importante que puede ser imprimir un mensaje, resolver un cálculo científico o descifrar el verdadero significado de la palabra humanidad, que le permita a las ciencias y a las letras, superar un pequeño obstáculo y girar el futuro para no dejar a nadie atrás, en un planeta sano que pueda seguir derrochando formas de vida.

Ese día llegará, estoy segura, pero todavía estamos: ¡programándolo!

Y necesitamos más programadores, ¡muchos más!, que nos ayuden a encontrar cientos de soluciones y especialmente un dato poderosamente positivo que ahora mismo está pasando desapercibido.

“La programación es un camino que lentamente nos enseña a cambiar nuestra forma de pensar y de ver la vida”

Laura Trillo

Profesora del Ciclo Superior Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma – DAM