De alumno a profesor de FP. 6 motivos por los que te recomiendo estudiar FP

17 enero 2021

Comparte:  

Motivos para estudiar FP

El autor de este artículo es Óscar Company, docente del módulo de Logística de Almacenamiento del Ciclo de Grado Superior de Comercio Internacional en Campus Cámara FP.

Al igual que nuestros estudiantes, Óscar también fue alumno de Formación Profesional, por lo que además de entender a la perfección su situación actual es un claro ejemplo de las oportunidades que ofrece esta oferta formativa.

La capacidad de Óscar para conectar con los alumnos y acercarlos a la realidad de la empresa en el ámbito de la Logística, ha hecho que sus clases sean un lugar de aprendizaje permanente, compartido y práctico que ayuda a nuestros alumnos a trabajar en aquellas competencias que necesitarán en el entorno laboral y que les convertirán en los profesionales que la empresa necesita.

Óscar nos cuenta su experiencia como alumno de FP y nos ofrece seis motivos por los que la Formación Profesional mejoró su empleabilidad y le permitió convertirse en el gran profesional que es hoy en día.

Por qué estudiar Formación Profesional: la experiencia de un alumno

Como habréis apreciado en el título, voy a contaros mi historia, desde la perspectiva de alumno, que fui de la FP y desde la perspectiva de profesor, mi profesión en la actualidad.

Soy un ferviente defensor de la Formación Profesional, tal vez, porque mi formación académica empieza con un grado medio de gestión administrativa y he vivido lo que es formarse académicamente, a través de la formación profesional, os lo voy a resumir en los siguientes 6 puntos.

1. Aprender haciendo

La primera diferencia que noté cuando entré a estudiar FP era su componente práctico, los profesores no impartían clases magistrales en las que explicaban los conceptos durante las horas de clase, la técnica que se utilizaba, era la explicación de algún concepto y acto seguido realizar una actividad relacionada con la materia explicada. 

Hoy en día desde mi función de docente, intento seguir esa línea y desarrollar actividades prácticas para todo lo explicado en el aula. 

Otro procedimiento que aplicamos en las clases, es la elaboración de actividades abiertas, en las que el alumno tenga una orientación sobre cómo realizar la actividad, pero abierta a posibles aportaciones del alumno, así como actividades en las que cada uno pueda decidir por sí mismo.

2. Prácticas en empresas

La FP te da la posibilidad de trabajar en una empresa antes de graduarte, con el objetivo de conocer de primera mano lo que allí sucede y poner en práctica todo lo aprendido en el aula.

En Campus Cámara FP creamos un ambiente de trabajo profesional desde el inicio de tu formación y, en el aula, trabajamos tanto las competencias técnicas como las competencias transversales para que tu aterrizaje en la empresa sea suave y puedas ser productivo desde el minuto uno. 

Te sugiero la siguiente pregunta, si fueras el director de una empresa y tuvieras que contratar a un empleado, ¿contratarías a alguien nuevo, o a una persona que ha podido poner en práctica lo aprendido y ha demostrado su valía?

3. Erasmus+

¿Te gusta viajar?, ¿Quieres tener amigos en muchas partes del mundo? ¿Quieres conocer culturas diferentes? ¿Quieres conocer los métodos de trabajo en otros países? La FP, te da la oportunidad de esto y de mucho más. 

Tienes la oportunidad de realizar las prácticas en otro país, con la cantidad de beneficios que eso conlleva, más allá de los académicos.

Por desgracia en mi etapa de estudiante, mis circunstancias no me permitieron realizar este tipo de prácticas, sin embargo, unos años más tarde, me pude apuntar a varios cursos de verano, para aprender inglés y en mi función de profesor también he podido disfrutar de esta experiencia y comprobar de primera mano todos los beneficios mencionados anteriormente. 

4. Formarte en aquello que te gusta

Algo que me ocurría en mis años de instituto en los que estudiaba historia, filosofía, griego, latín… era que no le veía la aplicación práctica a lo que estudiaba con lo que necesitaba, en mi vida diaria, no así en el desarrollo personal. 

Por el contrario, cuando empecé mis estudios en la formación profesional, me di cuenta que todo aquello que estudiaba, tenía sentido en mi día a día y podía aplicar esos conocimientos adquiridos en el trabajo. 

Tienes una amplia variedad de ciclos formativos, para poder estudiar el que más te guste.

5. Acceso a los grados universitarios con convalidaciones

En la época que yo pasé de la FP a la Universidad, no se convalidaban los módulos (asignaturas en la FP) por créditos (asignaturas en la Universidad). Por suerte todos los conocimientos adquiridos en la FP, me sirvieron para poder aprobar muchos créditos sin esfuerzo. 

Hoy en día una de las grandes ventajas, es la convalidación de esos módulos por créditos, con cual, la experiencia adquirida durante tu paso por la formación profesional, te reducirá la carga de estudio en la universidad.


6. Empleabilidad

Según el Informe Infoempleo Adecco sobre Empleabilidad y Formación Profesional las ofertas de trabajo que requieren un título de FP y las que requieren título universitario están al mismo nivel. Esto nos demuestra, que las empresas, valoran la formación profesional como una buena fuente de recursos para nutrir de trabajadores sus empresas. 

He llevado durante dos años la bolsa de trabajo de una Escuela de formación profesional y en cada uno de estos cursos, hemos recibido más de 100 ofertas de trabajo, de empresas que necesitaban alumnos con estudios de formación profesional.

¿Te animas a eFePear?


Óscar Company

Docente de Logística de Almacenamiento del Ciclo de Grado Superior de Comercio Internacional en Campus Cámara FP.

ABIERTA la reserva de plazas de todos los ciclos (curso 21/22)

X