EL PODER DE TU TALENTO

11 mayo 2020

Comparte:  

Cuando Rafa Martín accedió a colaborar en este blog fue una enorme alegría y para el equipo de Campus Cámara FP es un placer haceros llegar sus reflexiones en forma de posts. Desde aquí agradecemos su contribución.

Rafa es todo un experto en formación online y desarrollo de contenidos. Le apasiona profundizar en cómo podemos aprovecharnos de la tecnología para aprender más y mejor, pero siempre poniendo el foco en el alumno y en su capacidad de aprender, así como en la importancia de desplegar las habilidades transversales en el desempeño laboral y en el desarrollo del talento.

La trayectoria de Rafa nos muestra a un profesional que siempre tiene una actitud positiva y que se adapta perfectamente a los entornos multiculturales en los que ha vivido y trabajado.

Profesional riguroso, creativo e innovador, es un magnífico pedagogo siendo filólogo, un gran conversador y en la serie de post que nos ha regalado veréis que también es un estupendo contador de historias que nos hacen reflexionar sobre la importancia del aprendizaje, las relaciones interpersonales y nuestras habilidades para desarrollarnos como profesionales aportando valor y adaptándonos a diferentes circunstancias con equilibrio emocional.

Estamos seguros de que disfrutaréis de sus historias. Estad atentos, la primera la publicamos mañana!

Iniciamos la serie EL PODER DE TU TALENTO con una entrada que nos sitúa en la necesidad de potenciar nuestra Learnability, es decir, nuestra capacidad de aprender nuevas habilidades a lo largo de la vida para permanecer empleable a largo plazo. Algunos lo llaman “la habilidad del futuro”: continuar aprendiendo y tener una actitud positiva ante nuevos retos que demanden nuevas capacidades.

El aprendizaje y la complejidad

El aprendizaje es una necesidad esencial que el ser humano debe satisfacer a lo largo de su vida, de manera autónoma y también ayudado por elementos externos que amplíen, enriquezcan y potencien el proceso: nuestros padres, los amigos, viajes y libros, experiencias, profesores, libros… 

Solemos ligar los procesos de aprendizaje a nuestra realidad. En esta realidad podemos encontrar un ámbito cultural, tiene que ver con las relaciones interpersonales, con saber entender entornos nuevos y diferentes a los que uno está acostumbrado y empatizar con personas de otras culturas. El otro ámbito de aprendizaje es más operativo, está relacionado con el conocimiento técnico, como saber sumar, hablar en público, diseñar una programación de un evento o manejar un dron.

Desde hace solo dos décadas, las dos realidades se han vuelto especialmente complejas, porque son tremendamente cambiantes y porque cada vez participan más factores que se deben tener en cuenta, a nivel tecnológico, social, económico… Cuando aprendemos, desciframos la realidad para entenderla. Aprender es cada vez un reto mayor, pero siempre muy satisfactorio.

“Cuando aprendemos, desciframos la realidad para entenderla”

¡Os esperamos mañana!

Seguimos con la segunda entrada de la serie EL PODER DE TU TALENTO que nos ha regalado Rafa Martín. 

Esta vez nos situamos en una historia  sobre un  proceso complejo que nos permite analizar la necesidad de ser resolutivos en realidades con múltiples variables que exigen que pongamos en práctica habilidades transversales como nuestra capacidad de negociar, gestionar conflictos y tener una visión global de las situaciones.

Habilidades y pantalones

Hablemos de otros procesos que también son complejos, como la producción de unos pantalones vaqueros ¿cómo se producen hoy en día un par de vaqueros de una marca internacional? 

La empresa que da la marca a esos vaqueros y los vende es en realidad una oficina de comunicación, diseño y marketing que puede tener su sede en USA, Estocolmo o París. La producción es gestionada por una empresa en Bangkok o Shanghai que supervisa la producción de las factorías en el interior de China a las que se les suministra el algodón desde la India o Pakistán. El algodón debe ser ecológico, la mano de obra debe estar regulada de acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo y el proceso de venta de los pantalones debe ser sostenible, lo que supone un control de la huella ecológica y un proceso de reciclaje al final de la vida del pantalón. Todo esto debe estar perfectamente supervisado por la oficina central de la marca, para estar perfectamente alineada con la demanda de la gran mayoría de sus clientes con los que se comunican en las redes sociales y que se informan por multitud de canales con temible influencia y resultado en ventas. 

Piensa en el proceso descrito –de manera muy esquemática– y analiza la cantidad de profesionales que forman parte del proceso que lleva un producto hasta su objetivo final: profesionales del marketing, especialistas en  logística, en comunicación, en redes sociales, en moda, venta, que sepan idiomas, cómo relacionarse con otras personas en un entorno multicultural; que tengan habilidades para integrarse en equipos, llegar a acuerdos, prevenir conflictos, y tener una visión global, que vaya más allá de la acción concreta. Estar preparado para esa realidad tan compleja es responsabilidad tuya, y tú eres el principal responsable del camino educativo que escojas. La buena noticia 😉 es que no estás solo, que con toda seguridad va a ser una aventura que a veces será dura y a veces divertida, será enriquecedora y exigente, pero que, aunque parezca obvio decirlo, formará parte de tu vida, la que estás viviendo en este preciso instante.

“Tú eres el principal responsable del camino educativo que escojas”

¿Nos vemos mañana?

Llegamos a la tercera entrada de la serie EL PODER DE TU TALENTO de Rafa Martín. 

La historia que ilustra esta tercera entrada, lamentablemente, es ampliamente conocida por todos, todavía la estamos viviendo y esperamos que la desescalada vaya produciéndose de forma ordenada, pero imparable. En esta entrada Rafa nos pone en situación, en el análisis de cómo una situación dramática requiere de una enorme dosis de equilibrio emocional para poder sobrellevarla. No te la pierdas!

Equilibrio y preparación

En el mes de marzo y abril una parte importante de la población mundial –se calcula que un tercio, unos 2.500 millones de personas–, hemos tenido que estar confinados en nuestras casas para ayudar a mitigar el virus COVID-19. ¿Cómo podíamos estar preparados para semejante sacrificio? ¿Cómo podía estar preparado el mundo, las organizaciones, empresas, centros educativos y universidades para tan tremendo impacto que ha supuesto?

No, me temo que no soy capaz de responder a esas preguntas. Pero sí puedo sugerir lo que creo que sería recomendable encontrar en un profesional que comienza su carrera: equilibrio emocional, poder de adaptación, disponer de habilidades para aprender y conocimiento de su entorno.

El equilibrio emocional permite no sobreactuar y evita quedarse paralizado ante acontecimientos que nos sobrepasan. El poder de adaptación y saber aprender son esenciales en una realidad que será muy diferente a la de hace un mes (escribimos este artículo en marzo de 2020 en España), los planes empresariales están cambiando, el tránsito entre fronteras se acompañará de días de cuarentena. Conocer y entender el entorno, aunque sea a pequeña escala –no olvidemos que estamos hablando de un profesional que recién empieza su carrera– porque eso le permite prever y prepararse.

“Lo que creo que sería recomendable encontrar en un profesional que comienza su carrera: equilibrio emocional, poder de adaptación, disponer de habilidades para aprender y conocimiento de su entorno”

Y llegamos al final de la serie EL PODER DE TU TALENTO por Rafa Martín, con un post que nos recuerda la necesidad de conocer y utilizar de forma eficaz y eficiente las herramientas digitales que tenemos a nuestra disposición, tanto en el ámbito formativo como profesional, con el objetivo de aumentar nuestra capacidad de adaptación a diferentes formas de trabajar y comunicarnos. Esta es una de las claves del desarrollo del talento en Campus Cámara FP y Rafa nos lo justifica desde sus propias reflexiones.

Lo digital ya fue

Formación online, habilidades digitalesvirtualización del trabajo. Son términos que últimamente estamos escuchando más y que ya son parte de nuestro día a día.

Sabemos que los jóvenes no conciben la vida sin la parte digital que la completa. Para ellos, no es un anexo, sino una parte más de su forma de comunicar, relacionarse, en definitiva, de vivir. Al fin y al cabo es la manera de hacer que han visto a lo largo de su vida. 

En el ámbito profesional ocurre lo mismo, hoy en día el elemento digital es parte integrante de los procesos organizativos esenciales: comunicación, desarrollo de contenidos y conocimiento, gestión de equipos y proyectos y evaluación del producto o servicio. 

¿Y en el ámbito de la formación? ¿cómo se plantea “lo digital” en la formación de profesionales?

Creo que debería ser parte de la  dinámica en el estudio y no me refiero a Instagram o whatsapp (aunque por supuesto ayudan), ni tampoco necesariamente a los videojuegos online, fantásticos en el desarrollo de ciertas habilidades colaborativas y de conocimiento de entornos virtuales. Me refiero a que es necesario diseñar procesos formativos que desarrollen por ellos mismos la capacidad del alumno a adaptarse a lo que luego encontrará en el entorno empresarial.

Pienso que la formación de profesionales requiere:

·  Asentar dinámicas de comunicación (digital) que integren al equipo, informen y transmitan conocimiento y que éste sea accesible y diseminable, es decir, que se pueda compartir.

·   Facilitar al alumno herramientas para acceder a información de calidad, ya sea en libros, en webs o a través de otras personas (que pueden estar en diferentes lugares), tratar esa información, crear conocimiento y ponerlo a disposición de nuestros compañeros y del proyecto.

·   Gestionar responsabilidades y tareas, porque se va mucho más lejos cuando se va acompañado. 

·   Impulsar el pensamiento crítico.

·   Desarrollar la capacidad de recibir feedback, saber incorporarlo y ser evaluado. 

Esto refuerza las capacidades del profesional, tanto en el trabajo como durante el proceso formativo.

Es muy interesante la idea de incorporar al estudio y a la formación las dinámicas que los profesionales aplican cuando gestionan equipos, diseñan campañas de marketing o controlan plataformas logísticas de suministro. Si lo pensamos bien, los objetivos coinciden y muchas de las herramientas están a nuestro alcance. La voluntad de hacerlo es la clave.

“Es necesario diseñar procesos formativos que desarrollen por ellos mismos la capacidad del alumno a adaptarse a lo que luego encontrará en el entorno empresarial.”