CÓMO ASEGURAMOS LA ALTA EMPLEABILIDAD DE NUESTROS ALUMNOS

10 noviembre 2020

Comparte:  

empleabilidad-alumnos-fp

Conseguir alumnos excelentes que aporten a las empresas el talento que necesitan.

Iniciamos una serie de posts en los que vamos a explicaros los tres pilares básicos en los que Campus Cámara FP sustenta el objetivo último de mejora de la empleabilidad de nuestros alumnos:

1- PROFESIONALES DE TALENTO. Apostamos por el entrenamiento en las soft skills que las empresas necesitan.

2- CONOCIMIENTO PRÁCTICO DE LA ACTIVIDAD EMPRESARIAL. El contacto diario con la empresa, desde nuestra ubicación, hasta las colaboraciones de expertos en las aulas.

3- EXPERIENCIA INTERNACIONAL QUE MARCA LA DIFERENCIA. Fomentamos que nuestros alumnos puedan vivir una experiencia internacional para conseguir una clara diferenciación en el CV.

Los tres posts los escribiremos “a cuatro manos” porque en cada uno de ellos contaremos con la participación de personas directamente implicadas en la consolidación del aprendizaje y el desarrollo de estos tres pilares de Campus Cámara FP y colaboradores expertos que nos ayudan a hacerlo posible, como son: la coordinadora del Programa 10SK®,  uno de nuestros docentes que, como profesional en activo, aporta la casuística de la empresa al aula y una experta en antropología que trabajará con nuestros alumnos las técnicas de protocolo básicas para trabajar en diferentes entornos y países.

A los tres profesionales que colaborarán con el equipo directivo de Campus Cámara FP les mandamos desde aquí nuestro agradecimiento, no sólo por ayudarnos en esta actividad, sino por trabajar con nosotros en la consecución de un objetivo común: conseguir alumnos excelentes que aporten a las empresas el talento que necesitan. Mil gracias.

1. PROFESIONALES DE TALENTO

Entrenamos a nuestros alumnos en las soft skills necesarias en la empresa

Muchas veces compartimos con nuestros alumnos la fórmula del talento de Luis Conde, presidente de la firma de cazatalentos Seeliger y Conde:

TALENTO = (CONOCIMIENTO + VALORES) x ACTITUD

Como puedes ver, es la actitud el factor que multiplica el talento y la clave para conseguir cualquier reto. Como todo, podemos entrenarla y lo más importante en este punto, es entrenar todas aquellas habilidades que mejoran y amplían la actitud de nuestros alumnos frente al reto de incrementar su propia empleabilidad.

Según los últimos estudios de Observatorio De RRHH, se ha visto un gran avance en la ciencia y la tecnología. Se observa que los conocimientos técnicos están perdiendo importancia frente a la capacidad de adaptación o de aprendizaje, es decir, hay un aumento considerable del grado de importancia de las soft skills frente a las hard skills.

En la web especialista de empleo jobatus.es han detectado que un 73% de las empresas incluyen directamente en sus ofertas de empleo, la necesidad de que los candidatos posean habilidades interpersonales; y no basta con tener solamente conocimientos técnicos para conseguir entrevistas o puestos de trabajo, se necesitan otro tipo competencias que hagan que un profesional destaque sobre el resto.

Por otro lado, no hay que olvidar que vivimos en una era digital, y como se ha visto en los datos anteriores, ha propiciado que muchas de las empresas empiecen a valorar de una forma exponencial el uso de ciertas competencias sociales.

Para hacernos una idea de la dimensión de esta demanda, un dato de Eurostat dice qué en el 2019, el 47% de las grandes empresas europeas fichó o intentó fichar a profesionales del sector digital, pero con un nuevo requisito, que estuvieran dotados de estas habilidades.

Como bien comentaba Raúl Alonso hace unas semanas en un post del blog Think Big/Empresas de Telefónica, el talento digital más deseado estaría compuesto en un 58% de conocimientos o competencias que cualifican a una persona para desempeñar una labor profesional específica (hard skills), y en un 42% de atributos conductuales y sociales que favorecen a la adaptación de la persona a entornos empresariales y humanos (soft skills).

Se ha observado que, con el estado actual de pandemia, las ofertas de trabajo que incluyen una o más habilidades blandas han aumentado un 39,9% con respecto al mismo periodo del año pasado, en las que las ofertas solo eran del 42%, como bien señala un estudio de la Universidad Autónoma presentado este 2020.

Además, la pandemia del Covid-19 ha precipitado un brusco e improvisado aumento del teletrabajo, que es otro de los motivos del increíble aumento del interés por las habilidades blandas por parte de las empresas.

Con esta situación actual de teletrabajo, las habilidades relacionadas con la comunicación y la autogestión han pasado a ser las más valoradas por las empresas. Pero, dependiendo del sector, pueden ser más valoradas el liderazgo, el trabajo en equipo, la autogestión y la adaptación al cambio.

Así las cosas, desde Campus Cámara FP estamos desarrollando un programa formativo específico para nuestros alumnos y paralelo al currículo de cada uno de los ciclos, que les permite entrenar las habilidades necesarias del buen profesional.

En otros posts hemos compartido el Programa 10SK® que está en marcha desde el día 1 de octubre y que hemos iniciado con una de las habilidades más importantes: Trabajo en Equipo.

Durante el mes de noviembre trabajaremos la Comunicación y así, sucesivamente, iremos entrenando las diez habilidades fundamentales:

1- TRABAJO EN EQUIPO

Como base para la generación de aprendizajes y buenas prácticas compartidos.

2- COMUNICACIÓN.

Valorar el impacto que tiene la oratoria en el trabajo diario para cohesionar equipos e inspirar valores. La persuasión como herramienta.

3- ESCUCHA ACTIVA Y EMPATÍA.

El equilibrio en la comunicación interpersonal, escuchar sin interferencias y aprender a ponerse en el lugar del otro y acompañándole en su estado de ánimo.

4- CO-CREACIÓN.

Romper limitaciones y prejuicios. abandonar la mentalidad tradicional vinculada a los productos y servicios para adoptar otra muy diferente, la mentalidad basada en la experiencia.

5- TOLERANCIA A LA PRESIÓN.

Autocontrol, autoconfianza e inteligencia emocional.

6- ORIENTACIÓN A RESULTADOS.

La autoeficacia y su impacto en los resultados individuales y de equipo.

7- ADAPTACIÓN AL CAMBIO.

Acelerar la capacidad de respuesta para seguirle el paso a las transformaciones en el ámbito laboral.

8- PROACTIVIDAD.

Asumir el control de lo que hacemos tomando la iniciativa en el desarrollo de acciones creativas que generen mejoras.

9- POLIVALENCIA Y VERSATILIDAD.

Profesionales 3.0 que impulsan una nueva manera de trabajar porque se sienten parte de un cambio.

10- RESILIENCIA.

No sólo enfrentarse a los problemas y resolverlos, sino salir fortalecido. afrontar la adversidad, superarla y transformarse positivamente.

El programa está diseñado para que nuestros alumnos puedan entrenar en el aula y fuera de ella todas estas habilidades para que, en cuanto se incorporen al mercado laboral, posean un valor añadido al resto de candidatos de los procesos de selección y, puedan desarrollar su trayectoria profesional con éxito.

Andrea  Vicente, Coordinadora del Programa 10SK®

Cristina Vicente, Directora de Campus Cámara FP