NOSOTROS Y LA COVID. SEGUIMOS…

30 septiembre 2020

Comparte:  

En estos últimos días vemos que muchos de los rebrotes de la COVID-19 tienen como protagonistas a jóvenes, sobre todo en situaciones propias de su condición: salir con amigos, celebraciones, cenas, etc. Efectivamente, para los jóvenes socializar y pasar tiempo con su grupo de amigos es fundamental, igual que para un niño jugar, pero es imprescindible hacerlo con responsabilidad y sabiendo las consecuencias que tiene no seguir las recomendaciones sanitarias en estos momentos.

En este post contamos con la colaboración de Adrián Sarria, enfermero de hospitalización en el Hospital Universitario de La Ribera que ha tenido la experiencia de estar en la planta de pacientes COVID durante la pandemia y que tuvimos el placer de poder escuchar en la Jornada de Bienvenida a los alumnos de CAMPUS CÁMARA FP.

De Adrián destacamos su labor de vigilancia y promoción de la salud y su experiencia en la utilización de la tecnología para la mejora de la experiencia del paciente y para la formación sanitaria, pero lo fundamental de Adrián es su empatía, su capacidad de escucha y su facilidad para “ponerse en los zapatos” de las personas que tiene cerca y ayudarlas en todo momento.

Con este post nos ayuda, como siempre, a pensar desde nuestra propia realidad en cómo podemos aportar al bien común. Desde Campus Cámara FP queremos que todos nuestros alumnos conozcan de primera mano sus reflexiones porque Adrián siempre nos ayuda a ser mejores personas.

Seguro que has visto alguna película o serie en la que se relatara una pandemia mundial, una cura que nunca llega y una humanidad muy variopinta con diferentes rasgos y comportamientos que hacen que la ficción sea entretenida. Si nos paramos a analizarlo bien, no difiere mucho de la realidad actual, tenemos todos los ingredientes necesarios para poder compararlo con una de estas ficciones que te comentaba antes:

  • Pandemia mundial.
  • Humanidad consternada.
  • Comportamientos negacionistas.
  • Investigadores que buscan una vacuna.

La verdad es que con menos se han producido éxitos de taquilla, pero me gustaría contarte o, mejor dicho, recordarte una cosa:

ESTO NO ES UNA FICCIÓN, ES LA VIDA REAL

Como he empezado hablando de películas voy a recordarte una que es muy útil para seguir analizando nuestra situación. El largometraje al que me refiero es el titulado como Matrix, si no la has visto te recomiendo que lo hagas pues marcó un antes y un después en nuestras vidas. Concretamente vamos a centrarnos en la escena (no te preocupes no es spoiler) en la que Morfeo le plantea una elección a Neo:

Si tomas la píldora azul, fin de la historia: despertarás en tu cama y creerás lo que quieras creerte. Si tomas la roja te quedarás en el país de las maravillas, y yo te enseñaré hasta dónde llega la madriguera de conejos. Recuerda, lo único que te ofrezco es la verdad, nada más.

Y te preguntarás, ¿qué tiene que ver elegir estas dos pastillas con lo que estamos viviendo ahora mismo?

Muy simple y te lo cuento a continuación.

Quiero establecer el símil con Morfeo y plantearte una elección:

  • Si eliges la píldora azul, fin de la historia, no seguiré hablando de la COVID, ni del número de muertes, ni de contagios, ni la posibilidad de tú poder contagiarte, ni la posibilidad de tú poder contagiar a tus seres queridos, ni la posibilidad existente que gente de tu entorno pueda ser un número más en las listas de fallecimientos, ni lo difícil y duro que se pasa estando hospitalizado en una habitación sin poder tener compañía, ni que puedes acabar en una UCI con un tubo en la garganta. Si la eliges, no seguiré hablando de la realidad y formarás parte de esa gente que, aunque afirman ser libres de pensamiento no se dan cuenta que están ciegos y viven en la caverna como Platón nos ejemplificó tan bien en su “Mito de la Caverna” por cierto, lectura muy recomendada.
  • Si eliges la píldora roja, hablaremos de lo fácil que es controlas la pandemia, lo fácil que es evitar contagiarte, lo fácil que es evitar contagiar a tus seres queridos, lo fácil que es disfrutar de la vida.

Seguro que estás pensando, ¿qué píldora he elegido yo?

Muy bien te lo cuento rápidamente:

Yo elegí sin dudarlo la roja:

  • Porque soy fan de la verdad.
  • Porque me guío por los estudios científicos.
  • Porque no me agobia la mascarilla, de hecho, agobia más tener un tubo en la garganta.
  • Porque he visto a mucha gente sola y solamente he podido ayudarles dándoles la mano a través de un guante e intentando que mi mirada demostrara cariño.
  • Porque he tenido que hacer videollamadas con familiares a personas mayores y aguantarme las lágrimas para transmitirles calma.
  • Porque he visto morir a gente sola.
  • Porque he tenido que retirarme por riesgo.
  • Porque no me perdonaría contagiar a un familiar mío.
  • Porque tengo una mala costumbre y es que me gusta vivir.

Hay una frase popular que dice “No hay peor ciego que el no quiere ver” y esto es algo que tiene que hacerte también pensar. La realidad supera la ficción y en estos momentos así lo estamos viviendo, pero también quiero decirte algo, en nuestras manos está el control de esta pandemia y encima es algo muy sencillo, no tenemos que hacer como en las películas barbaridades como tapiar puertas, crear infraestructuras que solo unos pocos pueden utilizar, ¡NO! Simplemente algo accesible a todas las personas y de hecho el ayuntamiento de Chipiona lo ha recogido de esta manera como la “Regla de las 3M”

Es muy fácil echar balones fuera, de hecho, es muy humana esa actitud, es algo que se ha extendido años y años, pero es más humano asumir cada persona nuestra parte de implicación.

Ahora es tu momento, elige una píldora y espero que sea la que me permita verte cumpliendo la Regla de las 3M.